Creciendo juntos

“En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección.” Romanos 6:5 (Nueva Versión internacional). En este versículo donde se lee la palabra “unidos” el original en griego es la palabra “sumphutoi” que significa crecer en conjunto o plantar algo unidos. Se refiere a plantas que han sido plantadas juntas y por consiguiente crecen juntas. Imagina esto: cuando recibiste la salvación una semilla fue plantada en tu corazón, Cristo. En ese momento se depositó en ti fe y amor que no conocías. Y conforme has regado tu corazón o tierra fértil con comunión y consagración al SEÑOR, has crecido conjuntamente con Cristo. Es como si un nuevo ser o fruto está siendo formado de tu esencia y la semilla de Cristo. Lo increíble y maravilloso es que a Dios no le interesa deshacerse de quien eres, más que encuentres tu verdadera identidad en Cristo. Cada vez que renuncias a ti mismo, estás uniéndote más con la raíz de Cristo. Para así llevar mejor fruto. Es por ello que todo lo que hagamos separados de Cristo no prosperará. Para que seas realmente fructífero debes de permitir que sea Cristo quien dirija tus raíces. Y debes de morir a la parte de ti que no sirve, pues como grano plantado debes de morir para llevar mucho fruto: “Ciertamente les aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, se queda solo. Pero si muere, produce mucho fruto” Juan 12:24 (Nueva Versión Internacional). Una de las características que más me maravilla de Dios es su capacidad creativa. Tan individual y única es cada una de sus creaciones. Y sí a Él le ha placido crear una nueva generación de personas con la genética de Cristo, glorifiquemos Su nombre pareciéndonos cada vez más a Jesús. Disfruta toda etapa de tu crecimiento con Cristo. Dios es ordenado y ha dicho que para todo hay tiempo. Por lo que debes de disfrutar tu proceso de santificación en semejanza a Cristo. Desde el momento que se plantó la semilla hasta el momento de la cosecha del SEÑOR. Maravíllate, pues estás convirtiéndote en uno con Cristo.
Pensamientos cristianos