Dios cree en ti, no te detengas

Para mi padre yo soy una estrella, él está orgulloso de mí y de lo que hago para el Señor, hay momentos en donde no puede callar y una y otra vez cuenta cosas que yo le digo que no cuente, pero así es mi padre, el sentimiento de orgullo que siente por mí lo hace no quedarse callado y lo entiendo, pues lo mismo hago yo con mi hijo, cuento las cosas tan increíbles que hace y que hace sentirme orgulloso.

Así mismo somos para nuestro Padre Celestial, para El eres una Estrella, El confía en ti y te respalda en el llamado que te ha hecho. Aún cuando todos te den la espalda, Dios jamás te la dará, porque eres su hijo amado, su amor por ti es ETERNO e incomparable.“Hijo mío, yo te conocí desde antes que nacieras, pues ya tenia un propósito para tu vida y aunque muchas veces dudes de ello, yo siempre estaré ahí para animarte, para confortarte, para hacerte sentir que no me he olvidado del pacto que hice contigo. Tú para mí eres una estrella, aún cuando los demás no crean en ti, Yo si creo en ti, Yo he puesto mis ojos sobre ti y te llevaré hasta donde te he prometido. Sólo no desmayes, no permitas que la duda evite que mis propósitos  se cumplan en tu vida, al contrario, cuando la duda venga, recuerda que Yo soy más poderoso que cualquier cosa que pueda venir a tu vida y que cuando prometo algo, lo cumplo, porque no soy hombre para mentir, ni hijo de hombre para arrepentirme de lo que te he dicho, así que CONFÍA EN MÍ, que yo te respaldaré en todo lo que emprendas”.

Para Dios somos ESTRELLAS, no porque seamos perfectos, sino porque El no nos ve como somos, sino cómo llegaremos a ser cuando nos tome en sus manos y transforme nuestra vida. Dios más allá de lo externo ve el potencial que hay en ti. Si hay alguien que realmente sabe muy bien tus cualidades es DIOS, por eso para El tú eres una ESTRELLA, eres el mejor y por eso siempre te respaldará cuando te decidas por hacer su voluntad. No importa que el mundo no vea en ti la capacidad que tienes, pues Dios sí las ve, así que NO TE DETENGAS, ¡¡SIGUE ADELANTE!!

Enrique Monterroza