Todo pertenece a Dios

Pablo escribe “ A los ricos en este mundo, enséñales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, el cual nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutemos. Enséñales que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, generosos y prontos a compartir” (1 Timoteo 6:17). ¿Eres rico en el presente? Casi la mitad del mundo -más de tres billones de personas- viven con menos de 5 euros al día. Así que si tus ingresos son más que eso, eres rico en comparación. Pero la prosperidad siempre se acompaña con una advertencia: no seas arrogante. “Delante de la destrucción va el orgullo y delante de la caída la altivez de espíritu” (Proverbios 16:18). El historiador escocés Thomas Carlyle escribió, “La adversidad es a veces muy difícil para el hombre. Pero por un hombre que tenga prosperidad, hay cientos que lucharán contra la adversidad.” Dios quiere que tú disfrutes las cosas sin obsesionarte con ellas. El acumular posesiones hace que se eclipse a Dios, no importa la cantidad que sea. Como Dios dijo a través de Oseas 13:6: “Cuando comían sus pastos, se saciaron, y al estar saciados, se ensoberbeció su corazón y se olvidaron de Mí”. Recuerda que todo lo que tienes proviene de Dios y El es la fuente de todo lo que tendrás en el futuro. Así que vive con un corazón agradecido y en total dependencia de El.

The word for today
Traducción de Consol