Una vida íntegra

¿Aparentas ser una cosa delante de la gente siendo que detras de ellos eres otra? Eres Transparente con los demás o te dejas arrastrar por la Falsedad? Si hay algo que escasea en muchas personas se llama Integridad. La falta de integridad es la puerta que se le abre al pecado, al libertinaje y a la destruccion en nuestras vidas; ya que es tomar las cosas que nos causan mal a la ligera, juguetear con lo que nos puede provocar la bancarrota y hasta olvidarnos que eso que hacemos puede arrebatarnos lo que mas amamos. Nunca vas a poder ser una persona transparente, recta e integra si Dios no es quien controla tu vida, Nunca podras entender la necesidad de caminar agradando a Dios si antes no es El quien guia tus pasos y Nunca podras ser una persona estable sin variacion al menos que sea Dios a traves de su palabra por medio de su Santo Espiritu quien te guie a toda verdad. David decía “en la integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa” por la sencilla razón de que en nuestra casa estamos solos y nadie nos ve, es alli donde manifestamos nuestra verdadera personalidad, lo que realmente somos. Por la falta de Integridad nos salimos de la Cobertura Divina, Por la falta de Integridad perdemos el Favor de Dios, Por la falta de integridad defraudamos al Dios que nunca nos ha defraudado. Tal vez has vivido durante mucho tiempo esclavo de apariencias lo cual te lleva a ser una manera delante de la gente con el propósito de que te acepten pero, al salir de ese entorno y estar solo te das cuenta que tu falsedad al único que engaña es a ti. Ciertamente aunque no seamos perfectos podemos andar en el Camino de la perfección ya que Dios ha venido a morar en nosotros y es por ello que debemos andar en integridad y transparencia donde quiera que estemos o vayamos. Hoy es el día de renunciar a toda falsedad, Hoy es el día de deshacerse de toda doble identidad, Hoy es el día de pararnos firmes y vivir en Integridad cueste lo que cueste.

Devocionales cristianos